Una casa sustentable: Una experiencia real


Muchas veces se habla del como se hace una casa eficiente o sustentable mostrándose casos extranjeros o se muestran ejemplos que dicen ser como tales, pero nadie sabe si realmente lo son, incluyendo las que se certifican (en principio muchas en forma dudosa). En estos casos se confía en una explicación, un gráfico computacional anual promedio y unas “flechas” en algún dibujo. Pero pocas veces se las comprueba.

En esta oportunidad se da cuenta de un caso real, una vivienda en Santiago, que corrobora los beneficios de emplear estrategias para ahorrar energía, en donde pude ayudar muy mínimamente, pues su dueño domina perfectamente el tema. Es una situación ideal, como pocos en el país. Su dueño (Jaime D.) ingeniero con mucha conciencia ecológica, compró una casa de los 50s en relativo buen estado. Esta inicialmente era muy sombría y húmeda por exceso de vegetación, con escasa aislación térmica, vidrios simples, con un sistema de calefacción muy antiguo, ningún artefacto eficiente, malos sellos contra las infiltraciones de aire, fugas de agua, entre otras (todas muy normales o típicas): obviamente todas se corrigieron.

Por el desarrollo de este proyecto y por su ocupación es que se ha obtenido mucha experiencia conceptual desde los primeros momentos. Tal como lo dijo: “Vivir cada época del año ha sido tremendamente interesante para ir conociendo el comportamiento de la casa”. Se explican las más destacadas a continuación, están trascritas textualmente.

La experiencia con respecto a la iluminación artificial ha ido cambiando hasta poder llegar a una conclusión más objetiva. Al principio se intentó que todas las ampolletas fueran del tipo LED, pero debido a su alto costo estas no fueron implementadas. En el mercado hay dos tipos de ampolletas LED, las de iluminación, que tienen un precio realmente alto y que probablemente se justifican para locales comerciales, o en lugares donde se requiera crear un ambiente especial. Los otros tipos, que en el comercio en general no tienen bien para qué son, pero descubrió que son más para señalética o guía, que para iluminación. Son de luz fría e iluminan poco. El precio es bastante más bajo, pero no se cumple el objetivo de iluminar bien.

La iluminación cialis online con ampolletas de alta eficiencia ha respondido mejor, pero hay que acostumbrarse a que comienzan iluminando muy poco y viagra cream esa penumbra va desapareciendo con los minutos. El precio es mejor online cialis y han ido disminuyendo cada vez más, por lo que lo hace muy atractivo. La iluminación natural es fantástica. Comparado con la casa original, ahora entra muy buena luz, al eliminar ciertos arbustos y ramas.

La temperatura de la casa, sin calefacción, en los días fríos de abril, fue de 17° C en el primer piso y 19° C en el segundo. La casa onlineviagra-rxgeneric llega a temperatura en alrededor de 45 minutos y se mantiene bastante bien. Se siente que el calor se mantiene y hay poca perdida. No existen esas típicas brisas, que pueden venir por infiltraciones. Las paredes no están heladas y cerca de los ventanales no existe frío. Si la temperatura del 1er piso es de 21° C, en el segundo generalmente llega a 24° C. En la otra casa, se sentía que la calefacción estaba funcionando todo el día y la casa nunca estaba 100% agradable. Se notaba la pérdida de calefacción por las paredes, techo y ventanas.

El colector solar ha sido un verdadero acierto. La cuenta de gas en abril fue de 4 mil pesos. Es decir sólo se ha consumido gas para cocinar y para las duchas se ha viagra utilizado el calor del sol. El estanque llega a 60°C y alcanza perfectamente para todas las duchas. El calefón no se enciende y es un sistema muy cómodo de utilizar.

Es agradable sentir que el estanque de los escusados se llena rápido y esto es debido a la poca cantidad de agua que utilizan por la buena eficiencia de descarga o doble descarga. No son esos eternos ruidos de agua que uno tenía que esperar al tirar la cadena. Eso ha disminuido bastante el consumo. El riego se ajustó, una vez que el jardín creció y no necesita de mucha agua. Ahora se apoya con el riego por goteo que ha funcionado muy bien.

El reciclaje ha funcionado bien. Tenemos tres basureros, uno para las cajas, vidrios, plásticos, otro para los desperdicios “verdes” de la cocina que y el último para el resto. La ida al reciclaje es cialis vs viagra cost de una vez por semana o bien cada dos semanas. El pharmacy Bactrim compostaje costo un poco más, ya que teníamos que tener la práctica de tener hojas secas almacenadas y revolver el compost al menos una vez por semana. Nos salieron mosquitos y olor que luego se pudo controlar y hoy está funcionado bien. Aun no hemos sacado compost, pero ya estamos a punto.

La casa como diseño no tiene nada especial, son su construcción y sus usuarios los especiales: esto es lo que importa en el fondo. Si un cuarto de nosotros fuese así por lo menos, no estaríamos pensando en ningún tipo de centrales de energía.