Materiales de construcción innovadores y sustentables


Cada año se anuncian en los portales tecnológicos nuevos productos para ser utilizados como materiales de construcción. Algunos de ellos no pasan de la fase conceptual, mientras otros están en proceso de pruebas antes de entrar al mercado para ser una alternativa competitiva a productos ya establecidos. Otros ya se encuentran en el mercado desde hace un par de años, pero no han logrado entrar con suficiente fuerza como para ser conocidos o simplemente no son una alternativa económicamente viable. Particularmente, en países como el nuestro, existe una limitación de costos, incentivos y conocimiento que limitan la llegada de algunos de estos productos.

Por ejemplo, existe un hormigón hecho con un tipo cemento especial (desarrollado por Italcementi, www.italcementigroup.com), mejorado con dióxido de titanio que, mediante fotocatálisis acelera la oxidación natural o proceso de descomposición de algunos contaminantes emitidos desde autos (por ejemplo los óxidos de nitrógeno), transformándolos en nitratos y sulfatos. Los óxidos de nitrógeno se producen por la quema de combustible, por ejemplo en los motores de los autos. Estos óxidos pueden causar problemas de salud y ambientales.

De manera similar, durante 2010, un grupo de la U. Técnológica de Eindhoven (Holanda) desarrolló y testeó en una calle, adocretos fabricados con un producto creado por la compañía holandesa (StruykVerwo Infra, www.struykverwoinfra.nl) obteniendo reducciones en los niveles de contaminantes (www.tue.nl).

Otros productos innovadores, aunque tampoco tan nuevos, pero que no tenemos la oportunidad de ver habitualmente son: el vidrio estructural, el cual permite mayores libertades y variaciones en el diseño arquitectónico, reemplazando materiales tradicionales en aplicaciones cotidianas como escaleras y pasarelas. Los paneles de madera masiva, que reducen los tiempos de construcción al permitir prefabricación, incluyendo, los beneficios de la madera como material de construcción. Es decir, resistencia al fuego y buen comportamiento térmico.

Las tejas fotovoltaicas que producen electricidad de la misma manera que los paneles fotovoltaicos, pero con una estructura que permite hacerlas parte de la techumbre; las ventanas solares, en las que se integra al vidrio componentes transparentes que permiten generar electricidad, lo que hasta hace poco necesitaba de elementos opacos, lo cual limitaba la transparencia.

Para el año 2011, se espera una pintura solar la que, utilizando nanocélulas solares (celdas fotovoltaicas similares a las que utilizan los paneles tradicionales, pero mucho más pequeñas) podrían producir electricidad mientras cubren una superficie con color.

La lista podría continuar con una serie de otros materiales y técnicas de construcción. Lo importante es que la industria está desarrollando constantemente nuevos productos y debemos estar abiertos a sus potenciales usos para mejorar la calidad de vida de los usuarios.

Waldo Montecinos
Director Ingeniería Civil
Universidad Andrés Bello