Sitios prioritarios de conservación


En relación al reportaje publicado en La Tercera el 12 de septiembre sobre los 53 sitios prioritarios de conservación y el 10% de los ecosistemas a proteger, quisiera precisar algunos aspectos.  Históricamente en Chile las áreas protegidas se han designado basándose en las factibilidades económicas, de propiedad y políticas, dejando atrás el objetivo principal de protección: conservar la biodiversidad.  En el artículo se menciona la necesidad de contar con áreas protegidas privadas pues el estado carece de terrenos suficientes, sin embargo, el principal problema es hablar de “sitios”, que entrega una falta impresión de que podremos conservar la biodiversidad en islas rodeadas de las actividades humanas. 

Los Parques Nacionales en Chile se han creado pensando en su uso sustentable, es decir, con la posibilidad del ingreso de personas. Además las especies animales son móviles y estos parques y muchos de los sitios prioritarios, no poseen el espacio necesario para conservar poblaciones viables en el largo plazo, por ejemplo, los peces de agua dulce, zorros, felinos y mustélidos acuáticos. Por otra parte,  animales domésticos como perros, gatos, bovinos y otros ingresan a estos parques y reservas permanentemente, depredando y transmitiendo enfermedades.

La solución, por lo tanto, es dejar de hablar de sitios y trabajar en una red de áreas interconectadas por corredores biológicos. En la que los terrenos intermedios abiertos a las actividades humanas deben ser controlados de manera que estas actividades sean sustentables y en armonía con la biodiversidad. 
 
 Doctor Gonzalo Medina Vogel
Director del Doctorado en Medicina de la Conservación
Universidad Andrés Bello