Lobos marinos necesitan un plan de manejo sustentable


Un buen plan de conservación requiere de censos sistemáticos de estos animales marinos que migra constantemente. Además, de estudios que aseguren que es posible explotar el recursos sin dañar la especie.

Los lobos marinos están en el debate. La proliferación de esta especie (cuya caza está prohibida en Chile hasta el 2012) se duplicó desde 2006 en la I, II y XV región. A raíz de este crecimiento explosivo, es que la Subpesca se encuentra abocada en el diseño de un plan de manejo integral del lobo marino.

Los pescadores son los principales defensores de esta política que busca regular sus poblaciones, ya que sostienen que el lobo de mar rompe las redes, se sube a las lanchas y se acerca a las costas buscando alimento en las caletas artesanales.

El médico veterinario y director del doctorado en Medicina de la Conservación de la U. Andrés Bello, Gonzalo Medina sugiere que una forma de armar un buen plan de manejo de esta especie es a través de un censo sistemático. “Esta encuesta se debería hacer en todo Chile, cada año y con una metodología que implica considerar factores como la misma hora y marea, porque los lobos marinos son una especie que emigra y se mueve todo el tiempo, por lo que es difícil medirla”.

El experto en biodiversidad advierte que un adecuado manejo integral de la especie se puede hacer con un estudio sobre comportamiento de la especie. Es decir, se extrae a un grupo de ellos y se les hace seguimiento sin dañar a la especie. “Solo un estudio permitiría explotar el recurso de forma sustentable y formular un plan de manejo sin atentar contra la especie”, asegura el experto.

La proliferación de lobos marinos es la razón por la cual los diputados Alejandro Santana (RN), Fidel Espinoza (PS) y Gabriel Ascencio (DC) han solicitado “claridad absoluta” de las autoridades regionales y nacionales respecto de las consecuencias negativas que están provocando estos animales en el sector pesquero.

“Acá también hay problema cultural, indica Gonzalo Medina, ya que siempre que hay problemas de pérdidas por especies silvestres y se considera que ellas son las únicas responsables cuando lo cierto es que hay otros factores que intervienen. Hay un conflicto local con los pescadores porque si bien la especie depreda también ellos los ceban (alimentan), produciéndose una relación compleja y difícil de controlar”.

Jimena Araya
jimenaaraya@unab.cl