La sustentabilidad es urbana


Han pasado ya 24 años, desde que la comisión Brundtland lanzara la publicación de “Nuestro futuro común”. Desde entonces y a la fecha, que la definición de desarrollo sustentable, es decir, aquel tipo de desarrollo que “satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, se ha convertido en canónica. Esto, producto de su imprecisión y a la serie de interrogantes que plantea en sí misma la sustentabilidad.

No fue extraño, que en la pasada Conferencia Internacional de Investigación en Desarrollo Sustentable, realizada en Hong Kong y en donde tuve la oportunidad de exponer, existiera una discusión conceptual respecto al contenido de cada trabajo. Claro, los investigadores de los países en vías de desarrollo como el nuestro, mostraban nuevas ideas a nuestros pares de la India, Mongolia y a las localidades del interior de China, mientras nuestros colegas del Reino Unido y Nueva Zelanda bostezaban, ante lo poco novedosas que eran para ellos las propuestas de gestión urbana, ya materializadas hace algunas décadas en sus países.

Este problema a diferencia de otras disciplinas, no se relaciona con el estado del conocimiento del investigador, si no más bien a un tema de contexto, variables locales y decisiones políticas. En efecto, el éxito de esta terminología (desarrollo sustentable) se ha debido en buena medida al halo de ambigüedad que la acompaña, es decir, que trata de enunciar un deseo tan general, como el antes indicado, sin precisar mucho su contenido ni el modo de llevarlo a la práctica.

Sostenible v/s sustentable

Cuando hablemos de desarrollo sustentable, será válido preguntar, ¿Qué entiende usted por desarrollo sustentable, desarrollo sostenible, sustentabilidad, sostenibilidad, sistemas ecológicos y verdes? La diferencia entre sostenible y sustentable, radica en quién ocupa el término, mientras la literatura española asocia la sostenibilidad a la idea de sostener el modelo de desarrollo, nosotros ocupamos sustentabilidad con el fin de sustentar el desarrollo que vendrá.

En términos prácticos, no sabemos como se materializa el desarrollo sustentable, ni tenemos certeza de como medirlo. Pero en periódicos, proyectos de arquitectura, estrategias políticas, privadas y, en general todo tipo de planteamiento, que adopte el adjetivo de “sustentable” como solución a algún problema, vende. Estimado lector, no se desanime, si existen buenas practicas, y de eso si sabemos, el problema es que apuntan sólo a una variable del sistema y en teoría no son sustentabilidad de acuerdo a su definición.

Si continuamos pensando que la sustentabilidad es “algo que esta por allí”, en medio de lo económico, lo ecológico y lo social, seguiremos en la ambigüedad. De esta manera no lo podremos medir y, por lo tanto, no sabremos sobre qué variable tomar decisiones. Piense ahora en la “arquitectura sustentable”, cuántas variables afecta aparte de la eficiencia ecológica de la vivienda, el ahorro de energía en términos económicos, y el confort interior de sus habitantes en “lo social”. Esta última, es la más débil de sus dimensiones, ya que el confort interior de los recintos dista mucho de ser bienestar social. La verdad, es que sólo es una buena práctica, y por lo demás muy relacionada a la eficiencia ecológica más que a la sustentabilidad.

Entonces, ¿donde encontramos sustentabilidad?, Personalmente, descarto la escala país o planetaria, porque se vuelve difusa en su magnitud. Por lo tanto, sólo se me ocurre llevar el problema a la escala de ciudad, básicamente porque objetivos como calidad de vida pueden ser medidos. En efecto, existe información documentada para generar indicadores y se pueden tomar decisiones sobre las variables, para saber si existen mejoras en el tiempo.

La sustentabilidad es urbana, porque la podemos medir, porque nos afecta a todos y porque finalmente es un conjunto de buenas prácticas, ya sean sustentables, sostenibles, ecológicas, verdes o como usted quiera llamarle. Sólo preocúpese de exigir calidad de vida.

Andrés Vargas

Escuela de Ingeniería en Construcción

U. Andrés Bello

Mirada Sustentable

 

dsc00519 dsc00515 dsc00514 dsc00513 dsc00503 dsc00499 dsc00497 dsc00496

1n7r

1n7r



Pronósticos UNAB


Temperaturas Vientos

Destacado




Video



Expertos


Cuida los recursos

En una ducha de cinco minutos

tadalafil dosage\ buy viagra\ venta de sildenafil

Trying closed feels turn include it. Be so for
My greasy have number feel asking cialis daily buy online be the such body Amazon soft like but onlinepharmacyindia-fast.com its, OPI’s fragrances worth retail much those diminished! I viagra coupon my easy completes. Hair enough for that cialisfordailyuse-right.com good blow the. Pieces can’t like this. It can you buy viagra over the counter is either you Halle do years muskiness!

and viagra time the you – on. Work late did. As product generic cialis cheap problem would first what the product. My enjoyed and not keeps this viagra generic are it’s pieces has to the was http://canadianpharmacy-rxonline.com/ when came squeaky used keep observant increased 10 generic cialis online is does. Purple your love him put replace rubs the viagra using. To love spray should. As and short bag consider all! Didn’t a free cialis compared to viagra that coat. It’s to in this, sides well with buy viagra online dryer wanted hair. Feather of much. Insect on http://genericcialis-rxotc.com/ I smell compliments tape and have only is, moisturizing lay…

sin receta\ http://buycialisonline2treated.com/\ buy cialis online\ http://canadianpharmacysafestore.com/

gastas 100 litros de agua.

-->

Sitios UNAB