Una celebración con desafíos pendientes


El día de la Tierra surgió en Estados Unidos en 1970 con el propósito de crear conciencia mundial sobre el cuidado del medio ambiente, a través de la realización de diversas actividades relacionadas con el cuidado del ecosistema y lograr que se modifiquen conductas desde el nivel estatal hasta el individuo, incluidas las ONGs.

Uno de los primeros efectos de la celebración del primer día de la Tierra, se vio dos años después cuando Naciones Unidas organizó la Conferencia de Estolcolmo (1972). La instancia hizo que los Estados participantes demostraran cierta sensibilidad con la problemática ambiental, lo que permitió que tomaran en cuenta el problema y lo incorporaran en su agenda política.

Nuestro país comenzó el 2010 con una nueva institución ambiental, el Ministerio de Medio Ambiente, lo que muestra el compromiso de Chile con el tema. Sin embargo, quedan desafíos como la implementación de este ministerio y que tenga un protagonismo más relevante.

Creo que hoy el desafío más importante es que contemos con un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas que debería ser promulgado a más tardar en enero de 2011. De esta manera tener desde el Estado un organismo técnico con visión global sobre la importancia de contar con una red organizada, coherente y funcional de áreas protegidas en el país que nos ayude a conservar la biodiversidad nacional.

Dr. Alejandro Simeone
Director Departamento de Ecología y Biodiversidad
Facultad Ecología y Recursos Naturales
Universidad Andrés Bello