Un nuevo Ministerio para un desarrollo del país más sustentable


Mientras el mundo crece veloz, la temperatura de la tierra aumenta y los ecosistemas sufren daños que si o sí nos afectarán en un futuro, los humanos enfrentamos dos grandes dilemas: el cambio climático y la biodiversidad en peligro de extinción. Así surge la necesidad de contar con una mano protectora en materia ambiental que de un paso sustantivo a lo que viene: la economía verde y una sociedad que respeta el medioambiente.

“Nuestro país es observado de acuerdo a su comportamiento medioambiental. No hay foro internacional en el que este tema no se discuta, por lo que no nos podemos reservar”, argumenta Ana Lya Uriarte, ex ministra del ramo, encargada de impulsar la reforma ambiental aprobada en el gobierno de la Presidenta Bachelet

Un Chile más verde
Hace algunas semanas un pequeño tropiezo retrasó la ilusión de que Chile contara con la institucionalidad medioambiental luego de que la actual Ministra de Medio Ambiente María Ignacia Benítez, retirara dos decretos de ley. ¿Su argumento? Más plazo para analizar la propuesta. De todos modos la ministra se comprometió a que esta iniciativa se concretaría a más tardar en junio de 2010.

El proyecto de ley en cuestión, aprobado por la ex Presidenta Bachelet, crea el Ministerio del Medio Ambiente, la Superintendencia del Medio Ambiente y el Servicio de Evaluación Ambiental. Es decir, un organismo con jerarquía política para la definición de políticas y creación de regulaciones. El futuro Ministerio sería, por lo tanto, la autoridad que protege y conserva nuestro entorno natural y urbano. Para eso cuenta con un Consejo de Ministros para la sustentabilidad.

De acuerdo al doctor en Ingeniería Ambiental Marcelo Mena de la Universidad Andrés Bello, un ejemplo claro de las trabas que implica de no contar con una institucionalidad ambiental es la CONAMA. “Hoy es solo un ente coordinador, con poco peso específico y escasas atribuciones que no le permiten involucrarse en materias ambientales por la estructura sectorial de los ministerios”.

Mitigar y compensar impactos
Por otra parte, la creación de la Superintendencia, se define como un hito ya que habrá una mayor y mejor fiscalización de las acciones en contra del medioambiente, así como las medidas comprometidas para mitigar y compensar los impactos que éstas provocan y asegurará que la regulación que dicte el ministerio no sea letra muerta.

Pensando en las cada vez más numerosas exigencias ambientales, se propone la creación del Servicio de Evaluación Ambiental, los cuales tendrán como base los pronunciamientos que los órganos técnicos realicen sobre la materia.

Una institucionalidad ambiental, por lo tanto, indica Mena permitirá, por ejemplo, que los planes de descontaminación tengan más rigurosidad ya que será el Ministerio de Medio Ambiente quien dicte las normativas. Así normas y leyes de competencia ambiental deberán discutirse en un Consejo de Sustentabilidad.

¡Medio ambiente, prioridad nacional!

Ana Lya Uriarte explica que es imperativo comprender que, sea por convicción o por conveniencia, no podemos dejar de enfrentar el tema ambiental como prioridad nacional. “Los responsables de elaborar las políticas, los empresarios y los consumidores, todos, deben hacer su parte para implementar las ambiciosas reformas que traerán las mejoras ambientales más efectivas”, agrega.

Algo con lo que el doctor Mena coincide “Es importante apoyar y crecer en esta nueva institucionalidad. Pero no debemos olvidar que la unidad básica de contaminación es una persona. No es necesario que el Estado te regule y obligue para disminuir tus emisiones. Voluntariamente se puede optar a una vida de mucho menores emisiones con costos modestos, y beneficios múltiples. No nos olvidemos de que tenemos responsabilidad con nuestros hijos, y el Estado solo es un instrumento para lograr ese traspaso intergeneracional de bienestar ambiental”.

Mirada Sustentable

 

dsc00519 dsc00515 dsc00514 dsc00513 dsc00503 dsc00499 dsc00497 dsc00496


Pronósticos UNAB


Temperaturas Vientos

Destacado




Video


25 años U. Andrés Bello


Expertos


Reduce

¿Sabías que toda la basura que producimos en el mundo en un día equivale a llenar 128.400 piscinas olímpicas? (321 millones de m3).

-->

Sitios UNAB